Comunicación

Novasoft participa con un 30% en un importante proyecto de I+D+i en el campo de la biomedicina financiado por el Gobierno con 22 millones de euros

E-mail

La compañía se alía con otras ocho empresas más y catorce universidades y centros de investigación españoles para sacar adelante el Consorcio AMIT, de Tecnologías de Imagen Molecular Avanzada, que estará dirigido por Sedecal y que pretende colocar a España a la cabeza de la comunidad científica internacional revolucionando los estudios sobre las enfermedades cerebrales de origen siquiátrico

La resolución de la sexta convocatoria del Programa de Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica (CENIT), del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha dado luz verde a la financiación, con 22 millones de euros, de un ambicioso proyecto de I+D+i en el campo de la biomedicina en el que la compañía Novasoft juega un papel muy importante, con la ejecución de un 30% de los trabajos a desarrollar.

El proyecto, denominado ‘Consorcio AMIT, de Tecnologías de la Imagen Molecular Avanzada’, está coordinado por la Sociedad Española de Electromedicina y Calidad SA (Sedecal) y persigue colocar a España a la cabeza de la de comunidad científica internacional trabajando sobre el estudio de las imágenes de las moléculas, que aportan información biológica imposible de obtener por otros medios, pero cuyo tratamiento es excesivamente caro y complejo, ya que requiere de la intervención de varias disciplinas (tecnología electrónica, nuclear, informática, bioquímica…) y las herramientas disponibles para ello son muy escasas y de difícil utilización.

En el proyecto, además de Sedecal y Novasoft, participan ocho empresas españolas más y catorce centros de investigación y universidades, entre las que se encuentran la Universidad Complutense y la Universidad Politécnica de Madrid, y la Universidad de Málaga. Prestigiosos centros de medicina avanzada, como el Hospital General Universitario Gregorio Marañón y el Centro Nacional de Biotecnología también participan en el citado proyecto.

La aprobación de este proyecto, uno de los 12 que el Gobierno ha refrendado en esta convocatoria de colaboración público-privada y en la que invertirá 120 millones de euros, tiene como objetivos específicos cuatro líneas de trabajo que ayudarán a hacer más accesible la investigación médica avanzada con neuroimágenes. De esta forma se trabajará en el diseño y desarrollo de un miniciclotrón, aparato muy costoso y de difícil instalación necesario para la producción de radiotrazadores, que son las unidades de estudio molecular; en el desarrollo de una línea de radiofarmacia asociada, que conforma el conjunto de productos que se utilizan para comprobar las reacciones de las moléculas a determinados fármacos y que igualmente es muy costosa y requiere de unos laboratorios de alta precisión para ser efectiva; en el diseño e implementación de nuevas soluciones para el procesamiento de los datos que se extraigan de los estudios (ya que aunque existan diversas herramientas para ello, son difíciles de manejar, la mayoría no son compatibles entre sí y no están protocolizadas ni ofrecen resultados fiables y repetibles); y por último se centrarán todos los estudios en conseguir resultados aplicables al espectro de enfermedades cerebrales de origen siquiátrico.

En este último aspecto, merece la pena destacar que el comportamiento de las moléculas en determinadas enfermedades mentales puede ser una de las principales claves para determinar su origen y curación, y los avances y resultados obtenidos en este campo pueden ser perfectamente reutilizables en otros campos de la biomedicina.
 

© Novasoft. Todos los derechos reservados.